Rol de la Seguridad

En muchos lugares se cree que la seguridad no debe tener un mínimo nivel de especialización y se contrata, la mayoría de veces, al más grande de quienes se presentan a la convocatoria, sin tomar en cuenta factores tan importantes como un buen criterio o inclusive si cuenta con antecedentes penales, así como el lugar y medio donde se desenvuelve.

Observamos así, dos planos terribles de nuestra realidad: primeramente, la inexistencia de una “verdadera seguridad in situ” que esté pendiente de prevenir y no sólo de actuar de forma agresiva, en la mayoría de los casos amedrentando y golpeando a los visitantes, y en segunda, la ausencia casi absoluta de una conciencia hacia la juventud, es decir, la exclusión de los jóvenes de todo proyecto, considerándolos un peligro potencial para el resto de los clientes.

Es increíble que, a pesar de todos los avances en la convivencia social, los jóvenes todavía corran riesgos o sean tratados como delincuentes por parte de los “pseudo elementos de seguridad”. El concepto de seguridad ha cambiado significativamente a raíz de los trágicos eventos vividos en estos últimos años, lo cual ha obligado a las autoridades a estar más pendientes en la supervisión de estos lugares respecto a los procedimientos, salidas de emergencia, manuales de protección civil y señalizaciones correctas.